Mes de la madre

Home/Opinión, Portada/Mes de la madre

Mes de la madre

“Si eres madre, te pedimos que nos envíes un audio al 099 009 512 con el siguiente texto: “Hola. Soy (nombre de pila), madre de (nombre de pila). Ya que estamos en mayo, mes de la madre, quiero que le digan a las madres de los desaparecidos dónde están sus hijos.” El audio formará parte de la programación de Radioactiva FM 102.5 y será un contenido de Reactiva Contenidos. También lo haremos llegar a Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, como muestra de su apoyo.”

Así, con un texto sencillo comienza nuestra campaña en Reactiva Contenidos. Hemos recibido al momento de redactar este texto más de 150 adhesiones de todo el uruguay y otros tantos mensajes de apoyo a la iniciativa. Uno de nuestros objetivos es justamente lograr articular las voz militante con el impacto mediático sin perder en el camino la esencia del acto comunicativo.

Año tras año, cuando nos aproximamos al Día de la Madre, las grandes superficies, tiendas y hasta el más pequeño de los locales comerciales comienzan sus campañas de publicidad. Algunos con grandes inversiones y otros con modestos intentos apelan al consumo para satisfacer una necesidad impuesta. Comenzamos entonces, por mandato mediático, a celebrar un supuesto día de la madre con la consigna única de llenarla de obsequios para hacer su vida mejor. La belleza como estándar se encarga de impregnar en hijos y familiares la fantasía de regalarle un objeto a sus madres para que logren aproximarse a la modelo que aparece en la publicidad. También están las empresas que no entran en ese rubro que apelan al ideario de una madre independiente y luchadora para venderles otro producto de su interés. Y así, cada nicho se ve ocupado por pasiones desmedidas tratando de vender, y por supuesto, la gente compra.

Y no solamente las empresas son responsables de esta lógica comunicacional. Umberto Eco nos plantea que “habitualmente, los políticos, los educadores, los científicos de la comunicación creen que para controlar el poder de los mass-media es preciso controlar dos momentos de la cadena de la comunicación: la fuente y el canal. De esta forma se cree poder controlar el mensaje; por el contrario, así sólo se controla el mensaje como forma vacía que, en su destinación, cada cual llenará con los significados que le sean sugeridos por la propia situación antropológica, por su propio modelo cultural”. Nosotros apostamos al mensaje que llena, que conmueve y que es capaz de lograr un cambio, sin importar la fuente o el canal. Nos han adiestrado a pensar que solo los eruditos pueden hacer comunicación, solo los profesionales tienen la verdad y que solo los apóstoles políticos son capaces de contagiar una idea.

Las madres necesitan verdad, no una idea de felicidad envasada. Somos victimas y victimarios de una gesta que solo piensa en controlar a las masas. Necesitamos empoderarnos de la herramienta; es urgente que podamos acceder a los medios de producción ideológicos para crear otro mensaje, uno sincero y con espíritu de cambio. Exigimos verdad y justicia y ese es el mensaje, en el “mes de la madre” o en cualquier otra etiqueta comercial que nos quieran imponer, queremos verdad y justicia para madres, familiares, para nosotros, para todos.

Hoy estamos preparando una guerrilla, una semiológica que sea capaz de revertir los mensajes que nos invaden el espacio público y que pueda construirse desde lo que queremos decir. Estamos dispuestos a todo, menos a que otros hablen por nosotros. No somos la opinión pública, ese fantasma que se crea para justificar muchas veces lo que el medio piensa. Somos un grupo de militantes organizados que cree en el poder de la palabra para realizar la revolución; la palabra como transmisora de idea, la imagen como amalgama de las mismas y el resto de los soportes como el canal que nos une con nuestros pares. Sabemos de la necesidad de torcer los símbolos capitalistas y de contextualizar una mirada sin vicios en un elemento de comunicación concreto.

Somos responsables de lo que pensamos y lo que creemos y daremos la lucha dónde corresponda. Somos un grupo de “guerrilleros de la comunicación, que reintroducirían una dimensión crítica en la recepción pasiva. La amenaza para quienes the medium is the message podría entonces llegar a ser, frente al medio y al mensaje, el retorno a la responsabilidad individual. Frente a la divinidad anónima de la Comunicación Tecnológica, nuestra respuesta bien podría ser: «Hágase nuestra voluntad, no la Tuya.» (Eco, Umberto, 1987)”.

Somos Reactiva.

Colectivo de Reactiva Contenidos / Radioactiva FM 102.5

 

By | 2017-09-06T22:54:46+00:00 mayo 13th, 2017|Opinión, Portada|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment